domingo, 24 de enero de 2010

separatistas gallegos queman la bandera de España


El presidente de la Mesa por la Normalización Lingüística, Carlos Callón, ha afirmado que la quema fue protagonizada por “gente que no pertenece a las organizaciones convocantes”, a pesar de que en las fotografías se aprecia a manifestantes aplaudiendo sus actos.

AMENAZAS A COMERCIANTES

La persecución lingüística es un hecho en Cataluña, Baleares o País Vasco. Ahora también se suma Galicia. Asociaciones como Galicia Bilingue vienen denunciando la aparición de organizaciones privadas que, al más puro estilo siciliano, amedrentan a los ciudadanos con el fin de que se utilice exclusivamente el gallego.

Lo que no pueden lograr por vías democráticas, lo hacen mediante la persecución y el miedo.

Uno de los casos más llamativos es la amenaza a los comerciantes gallegos que viene desarrollando A Mesa pola Normalización Lingüística, una organización privada que en ningún caso puede abrir expediente de cualquier tipo, que ha enviado cartas a varios establecimientos comerciales de La Coruña en la que los amenaza con abrirles un expediente por no utilizar el idioma gallego. La plataforma los acusa de evitar el empleo de la lengua vernácula en sus escaparates y rótulos, de nombrar a la ciudad con el topónimo en castellano e incluso de discriminar a sus clientes por cuestiones idiomáticas.
Carlos Manuel Callón Torres, que ahora niega vinculación alguna con la quema de banderas españolas, ya salió en defensa de los violentos que trataron de reventar la manifestación organizada por Galicia Bilingüe hace unos meses. El separatista pidió la condena de las fuerzas policiales que actuaron en contra de la guerrilla urbana organizada por los radicales autoproclamados defensores del gallego para impedir el ejercicio del derecho fundamental de reunión plasmado en nuestra Constitución.

Callón equiparó a la policía con los batasunos gallegos: «Quien cometa actos vandálicos debe ser juzgado y condenado, e igual tiene que ser para las fuerzas policiales». La Mesa por la Normalización Lingüística cursó una queja ante el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en Galicia por la «desproporcionada» intervención de los más de 70 agentes desplegados en aquella ocasión para controlar a los 250 vándalos que querían boicotear la manifestación que impulsó Galicia Bilingüe en la capital gallega a favor del bilingüismo. La queja habla de las «exageradas» cargas y de procesos de identificación desproporcionados.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Sois racistas?

GALICIA NO CONFORME dijo...

No somos xenofobos

ultrassur compostela dijo...

http://galicianoconforme.blogspot.com/
uniros